Costa RicaCosta Rica Dom - Vie 5:00 a.m. - 10:00 p.m. +506-70222023
info@zctradinggroup.com
ZC Trading Academy > Trading > ¿Qué es una recesión económica?

Una recesión económica es una disminución significativa de la actividad económica que contagia a todos los sectores y se extiende en el tiempo. En la práctica, se considera recesión cuando una economía encadena dos trimestres consecutivos en negativo. 

¿Qué es recesión económica? 

La National Bureau of Economic Research, organización estadounidense sin ánimo de lucro dedicada a la investigación, define recesión como:

«Una disminución significativa de la actividad económica que contagia a toda la economía y se alarga durante unos pocos meses (…) Una recesión comienza justo después de que la economía alcance un pico de actividad y termina cuando toca su punto más bajo».  

Muchos economistas y analistas llevan la definición más allá y sostienen que se puede hablar de recesión cuando una economía encadena dos trimestres consecutivos con crecimientos negativos de su PIB.  

Hay otros indicadores más visibles, como empresas que quiebran, reducción de las ventas de las tiendas debido al bajo gasto del consumidor, caída de los precios de la vivienda o altas tasas de desempleo. 

La caída de la actividad económica se mide a través de los siguientes indicadores: Producto Interior Bruto (PIB), ingresos, empleo, producción industrial y ventas minoristas. 

Causas de una recesión económica 

Podemos decir que hay muchas causas detrás de una recesión económica. Algunas son consecuencia de guerras, otras provienen de acciones políticas del Gobierno. En términos generales, una recesión económica es causada por un desequilibrio en la economía que debe corregirse. 

Por ejemplo, la causa de la recesión económica de 2008 se encuentra en un exceso irracional en el mercado inmobiliario. Todos pensaron que los precios de la vivienda seguirían subiendo, lo que llevó a muchas personas a comprar casas que no podían pagar. La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo bajas las tasas de interés, lo que alentó las solicitudes de préstamos, en especial los préstamos ‘Interest-Only’, aquellos en los que solo se pagan los intereses durante un tiempo determinado. 

Las instituciones financieras crearon productos complejos que mezclaban préstamos buenos con préstamos malos. 

Cuando la gente comenzó a incumplir el pago de sus préstamos, el mercado entró en pánico, lo que eventualmente condujo a bancarrotas bancarias y a un plan de rescate del Gobierno de 700 000 millones de dólares. 

Si bien la recesión de 2008 fue causada por un exceso de deuda en la economía, la de 2001 fue consecuencia de los precios inflados de las acciones tecnológicas, lo que desembocó en el estallido de la ‘burbuja tecnológica’. En el pasado, cada recesión ha sido única pero todas tienen algunos puntos en común, como las altas tasas de interés, las burbujas de precios de los activos y los niveles extremos de inflación. 

Estrategias de trading para periodos de recesión ¿existen? 

Para intentar responder a esta pregunta, te planteamos algunas posibilidades que pueden ayudar a protegerte en periodos de recesión. 

# 1 Diversifica tu cartera de acciones 

Para aquellos que poseen acciones de empresas en su cartera existe el riesgo de que éstas pierdan valor y se deprecien durante la recesión. Algunos de estos inversores intentarán cubrir su exposición mediante venta en corto en CFDs sobre índices. La idea es que cualquier beneficio derivado de la negociación de un mercado bajista compensará las pérdidas derivadas de la disminución de su cartera de acciones. Sin embargo, esto es fácil de decir pero difícil hacerlo. 

Para prepararnos ante una recesión, los inversores pueden utilizar el concepto de rotación sectorial o ‘sector rotation’, que consiste en reequilibrar una cartera de acciones hacia sectores que generalmente funcionan mejor. Por ejemplo, en una recesión económica los sectores ‘defensivos’ como los productos básicos de consumo, los servicios públicos y la atención médica tienden a tener un desempeño mejor que otros sectores como el ocio o el consumo discrecional. Esto se debe a que estas compañías brindan servicios o productos que las personas seguirán necesitando sin importar el momento que atraviese la economía, tales como la luz, el gas o el agua. 

Los inversores también pueden intentar acudir en masa hacia acciones de mayor rendimiento en términos de dividendos, una retribución que procede de los beneficios de la compañía. 

Existen varias posibilidades de invertir en acciones.

# 2 CFD sobre índices 

Admirals permite operar con un amplio rango de CFDs sobre índices como el Dow Jones 30 (DJI30), el DAX alemán (DAX30) y el , entre otros. Para conocer qué mercados están disponibles en la plataforma puedes seguir estos pasos: 

  • Abre MetaTrader 
  • Abre la sección ‘Observación del Mercado’ desde el Menú ‘ver’ de la parte superior o presionando Ctrl + M como atajo en tu teclado. Con este paso se abrirá una lista de símbolos de mercado en el lado izquierdo del gráfico. 
  • Haz clic en el botón derecho de la ventana de ‘Observación del Mercado’ y selecciona Símbolos o presiona Ctrl + U en tu teclado. 
  • Esto abrirá una nueva ventana en la que se detallan todos los mercados disponibles. 
  • Selecciona ‘Cash Indices CFDs’ 
Aviso de riesgo: El contenido de este artículo, así como sus gráficos e imágenes, tienen como único fin ilustrar las explicaciones y de ningún modo constituyen un consejo de trading o una propuesta de inversión. Ten en cuenta que el rendimiento pasado no garantiza éxito en el futuro. 

Los índices bursátiles representan una selección de diferentes compañías que cotizan en bolsa. Por ejemplo, el índice Dow Jones 30 se calcula ponderando el precio de las acciones de las 30 empresas que lo componen. Estos incluyen Apple, Boeing, Pfizer, Microsoft, Nike o Wal-Mart, entre otras. 

A medida que las empresas cotizadas afrontan la recesión económica, los precios de sus acciones tienden a caer y por tanto en lugar de comprar un acción o invertir en un índice con la esperanza de que el precio suba, algunos inversores optan por negociar con CFDs sobre índices para intentar aprovechar los movimientos bajistas del mercado. 

Los CFDs permiten abrir operaciones de venta, lo que significa que vendemos el contrato a un precio alto con la expectativa de que el precio caerá y así podremos comprar a un precio más barato, obteniendo como ganancia la diferencia. 

Cuidado: si el mercado va en contra de la posición y sube, el trader perderá dinero, por lo que una buena gestión de riesgos es esencial 

Para los traders principiantes es recomendable comenzar con bajo riesgo y utilizar stop loss, una herramienta que permite limitar las pérdidas en caso de que el mercado vaya en nuestra contra. Básicamente, es el límite de pérdidas que estamos dispuestos a asumir. La secuencia para poder operar cortos en CFD sobre índices es la siguiente: 

  • Seleccionar un índice en la plataforma MetaTrader en la ventana de ‘Símbolos’ haciendo doble clic sobre el elegido. 
  • A continuación aparecerá la ventana de ‘Orden’ que mostramos a continuación, donde el trader puede seleccionar todos los detalles (volúmen, stop loss, etc) así como ‘Compra’ o ‘Venta’. 
  • Para aprender a identificar cuándo operar en corto en el mercado hay una gran variedad de herramientas que los traders pueden utilizar como indicadores técnicos o con patrones como la acción del precio. 

# 3 CFD sobre oro 

El oro es un mercado muy popular en tiempos de incertidumbre. Como ya hemos adelantado más arriba, se trata de un activo ‘refugio’ al ser prácticamente ajeno a los eventos externos. Durante la recesión financiera de 2008, los inversores salieron del mercado de valores hacia el del oro, como se refleja el siguiente gráfico: 

Fuente: Admirals MetaTrader 5. Gráfico semanal del oro – Rango de datos: de octubre de 1999 a junio de 2022. Datos recogidos el 15 de junio de 2022. Recuerda que las rentabilidades pasadas no son una garantía fiable de rendimientos futuros. 

Como podemos ver en el gráfico, la zona verde muestra el inicio de la senda alcista de la cotización del oro en la segunda mitad de 2008, coincidiendo con los primeros compases de la crisis económica, hasta el pico que alcanzó en septiembre de 2011. La subida comenzó antes del estallido de la crisis pero la tendencia se aceleró cuando las consecuencias de la recesión fueron más graves, con la quiebra de grandes empresas y los rescates bancarios. 

De todos los metales preciosos, el del oro constituye el mercado más grande y brinda a los inversores la posibilidad de diversificar en tiempos de recesión, así como abrir posiciones tanto a corto como a largo plazo. 

Leave a Reply

×