Costa RicaCosta Rica Dom - Vie 5:00 a.m. - 10:00 p.m. +506-86275867
info@zctradinggroup.com
ZC Trading Academy > Trading > El dólar estadounidense (USD) – Características principales

El dólar de los Estados Unidos (signo: $; código: USD; también abreviado US $ y referido como dólar o dólar estadounidense) es la moneda oficial de los Estados Unidos y sus territorios insulares según la Constitución de los Estados Unidos. Para la mayoría de los propósitos prácticos, se divide en 100 unidades de centavos (¢) más pequeñas, pero oficialmente se puede dividir en 1000 unidades (₥). El papel moneda circulante consiste en billetes de la Reserva Federal denominados en dólares de los Estados Unidos.

En la actualidad es la divisa más importante en el mundo. Es la moneda de reserva global y la más negociada en los mercados de divisas. Desde la suspensión en 1971 de la convertibilidad de la moneda estadounidense en papel en cualquier metal precioso, el dólar de Estados Unidos es, de facto, dinero fiduciario. Como es, por mucho, la divisa más utilizada en las transacciones internacionales, el USD es la principal moneda de reserva del mundo. Varios países lo usan como su moneda oficial, y en muchos otros es la moneda de facto.

A partir del 12 de julio de 2017, había aproximadamente $ 1.56 billones en circulación, de los cuales $ 1.52 billones estaban en billetes de la Reserva Federal (los restantes $ 40 mil millones están en forma de monedas).

A continuación vamos a describir las características principales del dólar estadounidense y su papel en la economía mundial comenzando con una descripción de la economía estadounidense en relación con su moneda.

Perfil de la economía estadounidense

En la actualidad Estados Unidos es la mayor potencia económica a nivel mundial con un PIB alcanzó más de 18 billones de dólares en el 2016. Este valor continúa siendo el más elevado del mundo, y al ser calculado con base en el modelo de paridad de poder de compra , es cinco veces mayor al de Alemania, tres veces el de Japón y siete veces el del Reino Unido.

Hoy en día la economía de Estados Unidos está orientada principalmente al sector de servicios, ya que más del 80% de su PIB es producido por los servicios de comercio, atención a la salud, finanzas, bienes inmuebles y transportes. No obstante, el gran tamaño del sector de manufactura de este país todavía ocasiona que el dólar estadounidense tenga una alta sensibilidad a los resultados que se producen en él.

Dado que Estados Unidos cuentan con los mercados de valores y renta fija con mayor liquidez a nivel mundial, los inversionistas extranjeros incrementan constantemente las compras de activos estadounidenses.  De hecho, la inversión extranjera directa en ese país equivale a alrededor del 40% de los flujos globales de entrada netos de Estados Unidos. En términos netos, Estados Unidos absorbe más del 70% de los ahorros extranjeros totales, lo que significa que en caso de que los inversores extranjeros estén descontentos con las ganancias obtenidas en los mercados de activos estadounidenses y decidan repatriar su dinero o invertirlo en otro lado, se produciría un efecto significativo en el valor de estos activos y el dólar estadounidense. Es decir, si los inversores venden sus inversiones en activos denominados en dólares con el fin de buscar en otros países alternativas que produzcan  un mayor retorno, por lo general se produce una disminución del valor tanto del dólar como de los activos estadunidenses.

Reserva Federal mantiene tasas de interés entre 0 % y 0,25 %: ¿por qué tomó  esta decisión?

El volumen de las exportaciones e importaciones de Estados Unidos es superior al de cualquier otra nación. El tamaño de su economía es tal, que esto representa solamente un 12% del PIB. A pesar de esto, en la actualidad enfrenta un gran déficit de cuenta corriente, el cual crece de forma constante todos los años. Este déficit es el principal problema que enfrenta la economía estadounidense desde hace más de una década (sin contar por supuesto la crisis financiera del 2008).

En los últimos años el problema ha empeorado ya que ha venido disminuyendo el financiamiento financiero, debido a que los bancos centrales de otros países han ido diversificando algunos de los activos de sus reservas y cambian sus denominaciones de dólares a euros. Este gran déficit de cuenta corriente ocasiona que el dólar sea altamente sensible a los cambios que se producen en los flujos de capital. Por esta razón, para evitar una mayor caída del dólar estadounidense debido al comercio, Estados Unidos requiere atraer un volumen significativo de flujos de entrada de capitales diario.

Estados Unidos representa alrededor del 20% del comercio a nivel mundial, y es también el mayor socio comercial de la mayor parte de los países. Esto resulta importante, ya que las variaciones en el valor del dólar y su volatilidad influyen significativamente en las actividades comerciales de Estados Unidos con los demás países. Específicamente, si el dólar se muestra más débil que otras divisas hay mayor probabilidad de que se incrementen las exportaciones estadounidenses a sus socios comerciales, pero si el dólar aumenta de valor, entonces puede bajar la demanda de las exportaciones.

A continuación se muestra una lista con los socios comerciales de mayor importancia de Estados Unidos. La lista con los principales mercados de exportación tiene relevancia ya que clasifica estos países de acuerdo a su crecimiento y estabilidad política. Por ejemplo, si la economía de Canadá se desacelera, entonces bajará la demanda de productos y servicios estadounidenses lo que a su vez tendría un efecto negativo en la economía de Estados Unidos.

  • Principales mercados de exportación: Canadá, México, Japón, Reino Unido y la Unión Europea.
  • Principales fuentes de importación: Canadá, China, México, Japón y la Unión Europea.

Entidades que regulan la política monetaria y fiscal de Estados Unidos: La Reserva Federal (FED)

La autoridad responsable de la gestión de la política monetaria en Estados Unidos es la Junta de la Reserva Federal (FED). La FED tiene como función definir e implementar las políticas monetarias del país por medio del o (FOMC). En el FOMC los miembros que tienen derecho a voto son los siete directores de la Junta de Reserva Federal, junto con cinco presidentes de los bancos de reserva de 12 distritos. El FOMC efectúa 8 reuniones todos los años, las cuáles son seguidas con sumo cuidado por los mercados debido a los posibles anuncios relacionados con cambios en las tasas de interés o las expectativas de crecimiento.

En la actualidad la FED cuenta con un elevado grado de independencia para definir las políticas monetarias ya que está menos sujeta a influencias políticas debido a que la mayor parte de sus miembros cumplen con sus funciones durante largos periodos. Esto les brinda la posibilidad de cubrir distintas etapas en las que se produce el predominio de un partido en la presidencia y/o congreso.

La Reserva Federal realiza la publicación de un informe bianual sobre política monetaria en los meses de febrero y junio. Esto es seguido por el discurso Humphrey-Hawkins, el cual el presidente de la Reserva Federal  responde preguntas del Congreso de Estados Unidos y de los comités bancarios con respecto al informe. Es importante tener en cuenta este informe, ya que incluye las proyecciones del FOMC acerca del desempleo, inflación y PIB.

A diferencia de la mayor parte de los bancos centrales, la FED cuenta con objetivos a largo plazo de crecimiento económico sostenible y estabilidad de los precios. Con el fin de lograr el cumplimiento de estos objetivos, la Reserva Federal necesita utilizar la política monetaria como medio para conseguir un crecimiento equilibrado y limitar tanto la inflación como el desempleo.  Las herramientas más empleadas por la FED para regular la política monetaria del país son las transacciones en el mercado abierto y la tasa de los fondos federales:

Transacciones de mercado abierto

Entre estas operaciones, se incluyen las compras que la FED realiza de valores del estado, como bonos y notas del Tesoro. Es una de las metodologías más empleadas por este organismo para indicar e implementar los cambios en sus políticas. A nivel general, si la FED incrementa las compras de estos valores, disminuyen las tasas de interés, mientras que la venta de estos valores tiene el efecto de incrementar las tasas de interés.

Tasa objetivo para los fondos federales

Esta tasa se define como el tipo de interés usado para los préstamos que la FED le ofrece a los bancos miembros. Para reducir la inflación, la FED eleva esta tasa y para estimular el consumo y el crecimiento la reduce de acuerdo al panorama económico del país en un momento dado.

Los mercados financieros, incluyendo el Forex, siguen de cerca las variaciones de esta tasa, ya que usualmente implican importantes variaciones a las políticas, y por lo general tienen consecuencias significativas tanto en los mercados de valores como en los mercados de renta fija. Los mercados también ponen atención a todas las declaraciones de la FED, ya que pueden brindar señales acerca de las medidas futuras en el campo de la política monetaria.

Con respecto a la política fiscal, es manejada por el Tesoro de Estados Unidos. Las decisiones relacionadas con la política fiscal incluyen el establecer el nivel más adecuado de gastos del Gobierno e impuestos. En realidad, aunque los mercados financieros le brindan mayor atención a la FED, la entidad gubernamental que realmente determina la política sobre el dólar es el Tesoro de Estados Unidos. Por ejemplo, si el Tesoro estima que el tipo de cambio del dólar en los mercados de divisas está sobre o subvalorado, es la entidad gubernamental que le da a la Junta de la Reserva Federal tanto la autoridad como las órdenes para que intervenga directamente en el mercado, ya sea mediante la compra o venta de dólares. Por lo tanto, para el mercado Forex la opinión del Tesoro con respecto a la política del dólar y sus variaciones suele ser de suma importancia.

En las décadas anteriories, tanto la FED como el Tesoro han tenido una política que favorece un dólar más fuerte. Durante la administración Bush, se apoyó esta visión y se señaló una preferencia por un dólar fuerte. No obstante, durante el periodo entre el 2003 al 2005 no se hizo demasiado por detener la caída del dólar, lo que hizo que el mercado creyera que el gobierno estadounidense en realidad está a favor de un dólar débil, como una forma para estimular el crecimiento económico. Por razones de caracter político, resulta improbable que el gobierno de Estados Unidos indique abiertamente un cambio en sus preferencias y políticas.

Leave a Reply

×